>

Julián Vaquero - Accésit PHOTOINGENIA 2015 - 2016

Jurado: “Por su capacidad técnica y el reconocimiento de la ingeniería como elemento indispensable para el funcionamiento de un mundo, el actual, que necesita de la colaboración para seguir avanzando.”

Julián Vaquero: Nacido en Coria, pueblo de Cáceres, España, en 1967. A principios de los noventa compra una cámara analógica y empieza a leer publicaciones y libros. Pero el tiempo y los medios son escasos y las circunstancias le obligan a aparcar unos años su pasión. Con el auge de la era digital, de internet, vuelve a retomar la actividad entre libros, tutoriales y foros de fotografía. Su primera cámara digital es una compacta, seguida de una bridge, con la que empieza a tener más control y en poco tiempo llega su primera réflex, una Nikon D90, con la que da rienda suelta a su imaginación y puede poner en práctica todo lo aprendido. A partir de entonces sus conocimientos y su equipo van creciendo, hasta que llega un momento que funciona automáticamente, sin pararse a pensar en valores, y comienza a aflorar la creatividad. Su otra pasión es la naturaleza, en la que la fotografía juega un papel muy importante, su pasión por la macrofotografía le lleva a pasar muchas horas en el campo tratando de fotografías plantas e insectos. En la actualidad, los años de experiencia le fortalecen como fotógrafo, y es cuando “se atreve” a participar en concursos, llegando a ganar alguno de ellos y quedando finalista en otros. 

Fotografía "Transmisión": “Cuando decidí presentarme al concurso, tenía muy claro el nivel de exigencia que implicaba participar en un concurso de este nivel. Quería hacer una fotografía muy ligada a la temática del concurso, tenía que plasmar algo que en algún momento de mi vida hubiera supuesto un gran cambio gracias a la ingeniería. A mí siempre me ha gustado mucho el deporte, y en una etapa de mi vida montaba mucho en bicicleta. De pequeño, ¿quién no ha tenido una bicicleta de un solo piñón? Aquellas barreras interminables con el esfuerzo que ello suponía... Cuando por fin tuve una bicicleta con cambios, poder dosificar mi esfuerzo combinando correctamente un piñón con un plato supuso un gran cambio en mi manera de practicar este deporte.

La fotografía ha sido realizada en estudio, cuidando mucho la iluminación, para que nada se empaste o se queme, ya que hay mucho contraste del fondo oscuro-negro con la cadena y piñones puesto que es plateada con mucho brillo. Los piñones están sujetos sobre un bastidor de madera, y la cadena está tensada por el otro extremo con una especie de palanca. Para realizar la fotografía he utilizado dos flashes sobre transceptores YN- 622N, un objetivo 50mm 1.4, montado en una cámara D7000 sobre un trípode.”