>

Pablo Albarenga. Ganador PHOTOINGENIA 2015-2016

Jurado: “Por el componente humano que viene antes y después de la ingeniería y arquitectura. Por el uso de todos los elementos de composición: geometría, luz, color... para despertar el cuadro de la quietud y el silencio y transportarlo a la vida a través de las distintas narrativas acontecidas en los distintos espacios.”

Pablo Albarenga es un fotógrafo uruguayo nacido en el año 1990 en Montevideo. Su pasión por la fotografía surge durante unas vacaciones en Cabo Polonio a principios del 2015 cuando un amigo le presta una cámara fotográfica profesional. Después de trabajar durante años como Business Development Manager para una empresa de gran porte en Uruguay, decide dejarlo para dedicarse profesionalmente a la fotografía. Ese mismo año, estudia con Jorge Ameal y Álvaro Percovich en el Foto Club Uruguayo e Iluminación con Carlos Porro en Qualities. Hasta la fecha ha participado en varias exposiciones colectivas en diversas salas de Montevideo. Actualmente —y junto a Lucía Arin— es codirector de LUPA, un estudio fotográfico dedicado a producir imágenes para publicidad, producto y moda.

Sitio web personal: www.pabloalbarenga.com
Sitio web de estudio fotográfico: www.lupa.uy

Fotografía: “La fotografía Ideas que se hacen realidad y cambian nuestro mundo fue tomada en la frontera entre Uruguay y Brasil, mientras esperábamos para realizar la migración, de camino a Río de Janeiro. Mi amigo, Sergio “Barba” Rodríguez, gran diseñador y ser humano a quien admiro, se sentó a bocetar en la libreta que siempre lleva consigo. De niño me gustaban mucho los cómics y al verlo con esta perspectiva, la diagonal generada por la sombra del techo y la estructura que lo sostiene, llevaba la mirada hacia la ventana, donde se podían ver otros planos, otras situaciones y, con la ayuda de un poco de imaginación, estos parecían ser sus pensamientos dentro de un globo, tal como se puede ver en un cómic. Había llevado mi cámara para registrar el viaje y me pareció una situación divertida así que apunté y disparé. Al ver la convocatoria de PHOTOINGENIA creí que podría tener una lectura interesante y vinculada a lo que se buscaba en el concurso, en este caso podía identificarse al diseñador, componente humano fundamental, sus ideas y cómo estas cambian el mundo en el que vivimos cuando se llevan a cabo.”